ENCUENTRO Y XX ASAMBLEA EN VALLADOLID

Este fin de semana del 27 al 29 de mayo hemos celebrado el tercer encuentro presencial del curso y la XX asamblea del Colectivo en Valladolid.

Ha sido un fin de semana intenso en trabajo y actividades, con muchos puntos para avanzar, en los que hemos conseguido grandes avances, aunque alguno tendrá que esperar a la próxima asamblea.

El Movimiento Encuentro y Solidaridad nos ha brindado la sala de reuniones y los pisos donde hemos convivido. La CGT nos ha dejado el lugar para la representación de Salvador Seguí, el hombre que caminó sobre la utopía.

El sábado fue un día de trabajo intenso: sobre el marco (abundante) y sobre el logo, principalmente. Luego acudimos a «La Casa de las Palabras» y la preparamos para la actuación de Moisés. Acudieron unas 30 personas, y, previo a la obra, Charo hizo una presentación del Colectivo abriendo la posibilidad a iniciativas en la ciudad. Tras la estupenda actuación de Moisés, con Olga de introductora, se abrió un vivo coloquio de cerca de media hora. Concluido este, varias personas se acercaron a Charo con intención de iniciar un camino en Valladolid. Y seguimos juntos entorno a una cena de picoteo hasta casi las 23 horas.

El domingo tuvimos una asamblea muy viva. En primer lugar por los asistentes, 8 online y 12 presenciales, entre ellos Fátima, Abdelazizz y Houssein, que nos dieron una gran sorpresa y alegría con su presencia. En segundo lugar por la intensidad, por los muchos temas, por las muchas cuestiones aprobadas, por los grandes pasos y avances, como lo es la aprobación de nuestro marco organizativo, que hemos venido trabajando por 6 meses.

Es por ello que salimos de Valladolid contentos y esperanzados; con energía. Miramos ya hacia un Colectivo que mira hacia afuera, a crecer, a llegar a mucha más gente, a suscitar grupos e iniciativas en muchos lugares de España. Ponemos punto y seguido a un tiempo de consolidación interior y abrimos un tiempo de expansión y crecimiento. El encuentro de este verano en Cantabria quiere será un revulsivo y una lanzadera para ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.