Día completo 2 y fin del ayuno.

Segundo día completo de ayuno por la paz y el desarme en Madrid. Fin de la cumbre de la OTAN y fin de nuestro ayuno.

Ha sido un día de perseverancia en nuestra reivindicación, a pesar de la debilidad que experimentamos, no excesiva, pero sí sensible en medio de las acciones y los desplazamientos. En atención a ella, a las fuerzas del grupo en general, hemos reducido el tiempo de las acciones a una hora.

Por la mañana hemos estado en la Plaza de Chueca y por tarde en la Plaza de Santa Bárbara (Metro Alonso Martínez). Hemos consolidado el esquema de la acción, mejorando en puntalidad y puesta en escena, y también hemos incorporado -nos parece una buena incorporación de la mano de Teresa- la invitación a la gente a hacerse o a hacernos fotos o vídeos y a compartirlos en sus redes sociales; algunos lo han hecho gustosos y con buen humor.

El balance que hacemos de las acciones es positivo, y hemos aprendido muchas cosas. Han sido acciones humildes por el contexto del ayuno, y limitadas en el tiempo, pero significativas. Hemos sido creativos en ideas, destacando Mar de Valdepiélagos, y flexibles para adaptarnos a las situaciones y a nuestras fuerzas.

La convivencia ha sido rica en conversaciones, en trabajo conjunto y en trabajo interior, con momentos de yoga y meditación por las mañanas.

Las videoconferencias de las cuatro, animadas por Margarete del Arca, han sido ricas, especialmente la de hoy, en la que hemos charlado largo y profundo sobre la resistencia civil, que creemos es vital para nuestro mundo y debe enseñarse en los institutos: ella es la alternativa real a la guerra cuando hay una agresión. Después de este rato hemos visitado, de la mano de Mario, la exposición Nacimiento de las ideas de paz en diferentes culturas.

Para acabar los dos días de ayuno hemos celebrado una cena frugal a base de vegetales (con pastelito al final), y un compartir de decepciones y gozos, en la que nos ha grabado Imran de ONDA, y un tiempo de danzas con el que hemos cerrado el día.

La colaboración entre el Arca y el Colectivo Noviolencia ha sido sencilla y grata, ahondando más la relación ya buena entre estos dos movimientos. Más allá del origen de cada cual, nos hemos unido para hacer realidad esta iniciativa sin distinciones, uniéndose también personas independientes en distintos momentos. Agradecemos a OCASHA, que nos ha apoyado cediéndonos el espacios, y a todos los que os habéis unido de diversas maneras.

Desde nuestro ayuno hemos dicho y seguiremos diciendo que hay un camino urgente para la humanidad: la noviolencia. Nuestro voz estos días es: paz y clima. Llamamos a salir de la espiral capitalista expoliadora y de la dialéctica de la confrontación, a vivir de un modo sencillo y fraterno en el que luchemos juntos por la justicia, construyendo un mundo más humano. Eso seguiremos reivindicando desde nuestros movimientos, junto con otros muchos más que estamos llamados a trabajar cada vez más unidos. No te quedes fuera; estás invitad@.

Desde nuestro ayuno hemos dicho y seguiremos diciendo que hay un camino urgente para la humanidad: la noviolencia. Nuestro voz estos días es: paz y clima. Llamamos a salir de la espiral capitalista expoliadora y de la dialéctica de la confrontación, a vivir de un modo sencillo y fraterno en el que luchemos juntos por la justicia, construyendo un mundo más humano. Eso seguiremos reivindicando desde nuestros movimientos y desde muchos más. Estás invitado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.