Crónica del encuentro de Burgos

El Colectivo Noviolencia desarrolla la primera convivencia de este curso.

El pasado 27 y 28 de noviembre retomamos nuestros encuentros regulares presenciales entorno a nuestras asambleas. Es una idea que tomó fuerza en la convivencia de verano del Colectivo, en Cantabria, y que se propuso en la asamblea de septiembre.

Teníamos ganas y necesidad de presencialidad para vivir y avivar la noviolencia después de un año y medio viéndonos fundamentalmente a través de las pantallas. Es por ello que optamos por tres asambleas presenciales a lo largo del curso en distintos puntos de España; ésta ha tenido lugar en Burgos.

Javi y Paola la han preparado con gusto, y han contado con la colaboración inestimable de tres familias que han cedidos sus casas a los que hemos acudido de fuera. Todos los detalles cuidados, con mucho cariño, y 10 intrépidos venidos de 5 provincias distintas, dispuestos a trabajar y compartir.

En cuanto al trabajo, el sábado fue intenso, con dos bloques de reflexión personal y grupal, al principio y al final de la jornada, sobre nuestro Colectivo: ¿qué es para nosotros?, ¿qué aporta?, ¿cómo lo soñamos? ¿qué debilidades y oportunidades encontramos? y ¿cómo podemos responder ante todo ello? Fueron dos momentos muy intensos.

Los momentos del final de la mañana y el grueso de la tarde fueron liderados por Moisés. Partimos del trabajo teatral con el cuerpo, desarrollando una marioneta humana en parejas. Aprendimos mucho y nos reímos, pero sobre todo nos dio pie para entender cómo funcionan las relaciones humanas. De ello nos habló Moisés, de cómo en toda relación se da un momento de encuentro, de conocimiento, de fascinación, de enamoramiento, pero que viene sucedido, si queremos que la relación perdure, por una apuesta por ella, dándole tiempos y espacios, viviéndola con agradecimiento y revisando continuamente para mejorar. En nuestro Colectivo puede haber personas que se encuentren en el momento del «enamoramiento», del conocer y explorar, pero todos tarde o temprano hemos de pasar a la fase del «caminar juntos», en que demos espacios y tiempos para esto que hemos descubierto importante y de lo que formamos parte. Podríamos decir que la mayor parte de nuestro Colectivo y el Colectivo en general estamos predominantemente en esta fase, pero la tenemos poco asentada, todavía en gran parte por definir. Necesitamos consolidarnos en esta segunda fase para madurez y frutos de nuestro Colectivo y para que todos vayamos creciendo estimulándonos unos a otros. Hemos de sentar unas bases claras; es tiempo de proceso de consolidación.

No podemos olvidar las comidas ricas y sanas que Javi se curró, con alguna ayuda, y el ambiente que compartimos en casa de sus abuelos. Teníamos ganas de vernos y de compartir. La sobremesa del sábado noche estuvimos especialmente a gusto.

El domingo celebramos la asamblea. Fuimos 10 personas en Burgos y 7 online. De lo que hablamos podemos destacar la aprobación de la puesta de un proceso de reflexión en vistas a sentar las bases de la madurez y el crecimiento del Colectivo. El primer paso será de un escrito a los miembros del Colectivo para su aprobación o presentación de objeciones. Puedes acceder al resumen de la asamblea aquí.

El próximo encuentro y asamblea del Colectivo será el 5 y 6 de febrero en Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *